Coaching y Autoayuda

 

 

 

originalcomunicado

Recién iniciada la Primavera, en plena crisis, DESDE CASA, queremos expresar nuestro apoyo a tod@s, especialmente a los más afectados y a las personas que siguen trabajando, en medio del caos y en primera linea... Y lanzar a la vez un mensaje positivo.

 

Te invitamos a mirar con perspectiva esta cuarentena, que, para empezar, lo que más nos ofrece es Tiempo, algo que reclamamos constantemente:

 

. Tiempo de estar/comunicarnos con los nuestros

. De jugar con nuestros hijos

. De demostrar que se puede conciliar la vida laboral y la familiar

. De retomar ese proyecto que se quedó a medias, o iniciarlo (pintar, escribir, "hacerte un Mariekondo" en casa y simplificar tu espacio...)

. Tiempo de ensanchar el alma con todas las iniciativas culturales, solidarias, creativas, que están surgiendo desde todos los rincones del mundo

. De saludar al vecino y mandarle una sonrisa, cuando se asoma, también, a su balcón, a aplaudir a los que están cuidando de nuestra Salud

. Tiempo de Orar/Meditar en un Rezo/Meditación colectiv@ al que día a día se está sumando la Humanidad, para  mandar energía positiva, esperanza y contribuir a expandir la conciencia planetaria

. Tiempo de desconectar de la sobre-información, de la sobre-interacción online para poder, pausadamente, reflexionar sobre nuestras vidas, nuestras relaciones y vivencias. Tiempo de desacelerar...En silencio.

. Estamos ante un momento de cambio que nos permite VIVIR enraizados en el momento presente. Atreviéndonos a abrazar nuestras emociones, sean las que sean, miedo, dolor, angustia, en lugar de huir de lo que está pasando y de cómo nos afecta.

 

La Naturaleza (apunta Sergi Torres) nos está dando un magnífico ejemplo. Mientras el ser humano para, ella aprovecha y se regenera: los cielos se limpian, se oye más el canto de los pájaros, la Primavera estalla de pura belleza... La Madre Tierra sólo precisaba una pequeña pausa para restaurar su equilibrio... Y mientras, los humanos nos hemos sumergido en el caos y se han puesto de manifiesto nuestros desequilibrios.

Quizá cabe plantearse si  es un episodio pandémico lo que necesitamos como especie para empezar a cambiar todo lo que extermina nuestro planeta y que viene de nuestra mano. Somos criaturas de la Tierra, seamos UNO con ella. ¿Cómo? Contribuyendo al equilibrio con una mayor conciencia ecológica, e internamente, por ejemplo, escuchando al cuerpo. Estos días de pausa no nos forcemos a comer, sólo cuando realmente nos apetezca, en cantidad moderada, para saciar el apetito. No nos llenemos sin ganas...

Vivamos en calma, presentes y que este acontecimiento, esta cadena de sucesos inesperados para todos no sea una amenaza, sino un trampolín para renacer más fuertes, más sensibles, más humildes y más humanos en el mejor sentido de la palabra.

Dice Torres: "Existen dos maneras de vivir, desde la biología de la supervivencia, cuando rechazamos lo que nos sucede y nos negamos a vivir ciertas experiencias. O desde la biología del presente, cuando damos la bienvenida a todo aquello que la vida trae y nos acercamos a nuestra verdadera naturaleza como seres humanos".

Somos conscientes del momento tan complicado e intenso que estamos atravesando, del dolor de muchas personas, del no saber cómo afrontar lo que ocurre de tantas otras... Pero queremos contribuir del mejor modo que se nos ocurre, contagiando un poco de positividad ante tanto mensaje negativo, ante tantas cifras, ante tanta mirada alarmista, crítica, egoista... Porque de toda situación se puede aprender y extraer algo bueno. Pongamos nuestro foco en ello.

 

"No me tengas miedo, mírame como una oportunidad"

(Covid-19)

 

Por eso, también lanzamos una pregunta a través de una imagen que circula estos días por las redes, de la que desconocemos su autoría y que hacemos nuestra:

 

¿Quién quiero ser durante el Covid-19?

 

covidqui

 

Síntomas de que estoy en la Zona de Miedo:

Acaparo comida, papel higiénico y medicamentos que no necesito

Contagio emociones relacionadas con el miedo y la ira.

Me quejo a menudo

Reenvío todos los mensajes que recibo

Me irrito fácilmente

 

Sintomas de que estoy en la Zona de Aprendizaje:

Dejo de consumir compulsivamente lo que me hace daño, desde alimentos, hasta noticias

Comienzo a soltar lo que no puedo controlar

Identifico mis emociones

Tomo conciencia de la situación y pienso cómo actuar 

Contrasto la información antes de divulgar bulos

Reconozco que todos estamos tratando de dar lo mejor

 

Síntomas de que estoy en la Zona de Crecimiento:

Encuentro un Propósito

Pienso en los demás y busco cómo ayudarlos

Pongo mis talentos al servicio de quien los necesita

Vivo el Presente sin proyectarme constantemente al futuro, sólo para abordarlo desde qué quiero ser realmente, qué quiero hacer con mi vida, qué retos me voy a plantear...

Soy empátic@ conmigo y con los demás

Agradezco y valoro, empezando por los pequeños gestos y detalles, por todo lo que me convierte en alguien afortunado en estos momentos

Mantengo un estado emocional positivo, incluso alegre :) y contagio la esperanza

Busco la manera de adaptarme a los cambios que se van sucediendo

Practico el sosiego, la paciencia, las relaciones y la creatividad

 

 

¿Quién quieres ser durante estos días y después del Covid-19?

Recibe nuestro abrazo :)

Equipo de ZonaIntegral

 

 

 

 

 

652x450 020133 optimism

 

Vamos a enfocarnos positivamente y a ver el vaso medio lleno. En plena crisis desatada por el Covid-19, destacamos 10 BUENAS NOTICIAS Y/O APRENDIZAJES derivados de la pandemia y con ellos, muchos más motivos para seguir llevando a la práctica el #mequedoencasa


.
1. Reducción sin precedentes de las emisiones de CO2

las emisiones han bajado

El cambio climático es un hecho que está llegando a niveles preocupantes, ocasionando desastres naturales y numerosas situaciones que ponen en peligro al planeta en el que habitamos. El coronavirus ha obligado a cerrar fronteras, ha colapsado la economía, sí, pero el hecho de que nos hayamos tenido que quedar en casa ha hecho que la contaminación descienda considerablemente y que la calidad del aire que respiramos sea mejor.

A medida que los países han entrado en cuarentena por el virus, se han ido registrando caídas significativas en los niveles de contaminación.  Cada vez más zonas del planeta van mostrando importantes derrumbes en los niveles de dióxido de nitrógeno, gas tóxico que contamina el aire gravemente, en medio de una actividad industrial reducida y de menos trayectos en coche.


2. Esfuerzos para la conciliación familiar y laboral

estos dias de confinamiento en casa

Esta situación ha dado como resultado un avance en las técnicas de teletrabajo para la progresión de nuevos sistemas de conciliación familiar y laboral que se experimentan ahora y que pueden servir para un futuro. Trabajar desde casa puede ser efectivo y hasta placentero, si creamos el ambiente propicio.

3. Se restablecen vínculos familiares

Estos días de confinamiento en casa están permitiendo que podamos pasar más tiempo con la família. Como expresa a la perfección la psicóloga Francesca Morelli, "en una época en la que la crianza de los hijos, por razones mayores, se delega a menudo a otras figuras e instituciones, el Coronavirus obliga a cerrar escuelas y nos fuerza a buscar soluciones alternativas, a volver a poner a papá y mamá junto a los propios hijos. Nos obliga a volver a ser familia".

Muchas personas han aprovechado la oportunidad para reconectar con amigos y seres queridos por teléfono o videollamadas, mientras que grupos de amigos han organizado sesiones virtuales de discotecas o bares utilizando aplicaciones móviles

 

4. Se recuerdan los buenos hábitos de higiene

lavarse las manos

Un gesto tan obvio como lavarse las manos a menudo y de la forma correcta no solo evita los contagios de COVID-19, sino de otro tipo de virus y bacterias perjudiciales para la salud. La higiene es básica. Y lavarse las manos es crucial para prevenir contagios.

 

5.  Alimentación y hábitos más saludables

Por si el mensaje de que una alimentación más natural y equilibrada es crucial no había calado suficiente, llega este virus para decirnos lo importante de comer alimentos como frutas y verduras para reforzar nuestro sistema inmune. Así como hacer yoga y otros ejercicios físicos que equilibren nuestra mente y cuerpo, que al fin y al cabo, van de la mano, uno no puede estar bien sin el otro.

Al pasar más tiempo en casa tenemos más tiempo para cocinar y cuidar nuestra alimentación y de los ejercicios que pueden ayudarnos física y mentalmente. Estar en cuarentena posiblemente implique una nueva dinámica en tu día, y puedes aprovechar para integrar hábitos saludables caseros, como conversar, apagar el teléfono móvil, cerrar los ojos y respirar 10 minutos sin prisa y con música suave (meditar o mindfulness, lo que prefieras), volver a la afectividad que teníamos abandonada y ver cómo te sientes cuando trabajas a distancia, sin el chisme, sin el café para pasar el tiempo, sin la necesidad de aparentar, sin comunicaciones violentas... Es decir, siendo una persona auténtica. ¿Cómo te llevas con eso? 

6. Mayor conciencia social

sersolidariafeliz t

Volviendo de nuevo al sabio discurso de Morelli, "en una fase social en la que pensar en uno mismo se ha vuelto la norma, este virus nos manda un mensaje claro: la única manera de salir de ésta es hacer piña, hacer resurgir en nosotros el sentimiento de ayuda al prójimo, de pertenencia a un colectivo, de ser parte de algo mayor sobre lo que ser responsables y que ello a su vez se responsabilice para con nosotros. La corresponsabilidad: sentir que de tus acciones depende la suerte de los que te rodean, y que tú dependes de ellos".


7. Efectos solidarios

1000x1000 fb ads historias vecinos 1 5 630x315

En situaciones extremas, el ser humano puede ser impredecible. Puede vaciar los estantes de papel higiénico de un supermercado en un tiempo récord o sacar todo su potencial solidario y creativo y ponerlo a disposición de quien lo necesite, solo por el placer de ser útil. Y esto es, precisamente, lo que está ocurriendo en los últimos días en nuestro país: miles de vecinos se organizan para ayudar a los más vulnerables, gremios profesionales crean redes de ayuda mutua y los artistas se lanzan al ciberespacio para amenizar el paso de nuestros días.

¿Quién no recuerda aquellas visitas al vecino para pedirle un poco de sal? Pues esa es la filosofía en la que se inspira la aplicación, ¿Tienes sal?, disponible en Madrid, Barcelona y Valencia para poner en contacto digitalmente a los vecinos por barrios y facilitar las cadenas de favores (sobre todo a las personas más vulnerables) durante la crisis.

Internet ofrece multitud de recursos para entretener a los peques de la casa. La iniciativa Te lo cuento en directo aúna varias narradoras infantiles que cuentan diariamente un cuento en directo a través de IGTV. Y si lo que les pirra a tus hijos es la magia, la Fundación Abracadabra Magos Solidarios publica vídeos diariamente en la misma plataforma.

Si quieres aprovechar estos días para formarte, también es posible. De hecho, puedes hasta aprender a programar de forma gratuita. Cada día salen más recursos educativos on-line para que puedas exprimir el confinamiento y mejorar tu formación.

Las personas más vulnerables ante la propagación del coronavirus son las personas mayores. Por eso, deben extremar las precauciones y evitar salir de casa. Pero no están solas. La organización Amics de la Gent Gran, entidad sin ánimo de lucro colaboradora de Fundación ”la Caixa”, ha adaptado su actividad para seguir atendiéndolas sin que suponga un riesgo para su salud.

balconsaTambién está la asociación Grandes Amigos, que contactan con ellas vía telefónica o a través de videollamada para hacerles compañía y conversar, y hasta recuperan el arte (casi olvidado) de escribir cartas. Pero además del acompañamiento, se han movilizado en toda España cientos de asociaciones de vecinos y organizaciones para atender las necesidades básicas de las personas mayores.

Por ejemplo, la Asociación de Patinetes de Granada se ofrece para llevarles rápidamente medicinas, Cruz Roja ha reforzado su red de voluntarios y tú hasta puedes convertirte en un “supervecino” ofreciéndote para hacer la compra o sacar al perro a aquellos que no puedan hacerlo.

Las muestras de solidaridad también se expresan en las empresas y entre compañeros de un mismo gremio profesional. Por ejemplo, el de los transportistas. Ha surgido una red de apoyo de camioneros mediante la que se ofrecen unos a otros su casa para descansar, ducharse o un plato de comida caliente (ya que los restaurantes están cerrados).

Y la colaboración también ocurre entre gremios distintos. Food4Heroes aglutina varias empresas de restauración de Madrid que distribuyen comida de forma gratuita al personal sanitario para darles ánimo y ayudarles en una lucha en la que ellos son más que imprescindibles. 

Las muestras de solidaridad son incontables...

"En una dimensión en la que las relaciones interpersonales, la comunicación, la socialización, se realiza en el espacio virtual, de las redes sociales, dándonos la falsa ilusión de cercanía, este virus nos quita la verdadera cercanía, la real: que nadie se toque, se bese, se abrace, todo se debe de hacer a distancia, en la frialdad de la ausencia de contacto. ¿Cuánto hemos dado por descontado estos gestos y su significado?", nos hace reflexionar Morelli.

Darnos cuenta de que los pequeños gestos cuentan es una de las cosas positivas que nos llevaremos de esta crisis.

8. Poder hacer un parón para Descansar

Obviamente, no estamos de vacaciones. Se trata de una situación excepcional en la que es mejor confinarse en casa para no contagiar ni ser contagiado. ¿Qué hacemos? Pues aprovechar para disfrutar del tiempo de ocio, del tan necesario descanso. ¡¡Aprovecha!!.

"En una sociedad que se basa en la productividad y el consumo, en la que todos corremos 14 horas al día persiguiendo no se sabe muy bien qué, sin descanso, sin pausa, de repente se nos impone un parón forzado. Quietecitos, en casa, día tras día. A contar las horas de un tiempo al que le hemos perdido el valor, si acaso éste no se mide en retribución de algún tipo o en dinero. ¿Acaso sabemos todavía cómo usar nuestro tiempo sin un fin específico?", afirma el psicólogo F. Morelli.

Ojo con el efecto rebote que ha ocasionado el querer huir de la realidad, el no atrevernos a estar a solas con nosotros mismos y el no saber usar el tiempo para algo tan vital como desconectar:  la actividad online se ha hecho frenética estos días. Estamos más ocupados que antes. Los grupos de whastapp echan humo, no paramos de reenviar mensajes y más mensajes, memes y más memes. Y lo que es lamentable, muchos bulos y contenidos que sólo contribuyen a difundir el miedo. DESCONECTA, POR FAVOR. Por tu bien y por el de los que te rodean.

 

9. Hacer de tu casa un hogar sano

Aprovecha el tiempo que nunca tienes y que ahora esta situación te regala para acondicionar tu casa y hacer de ella un lugar más organizado, confortable y bonito. Que sea un reflejo de tu interior, tu refugio, que transmita calma. Aquí encontrarás algunas ideas


10. Valorar e incentivar la investigación científica

Destinar más recursos a la investigación es algo que se lleva pidiendo constantemente. Sin investigación, no hay cura y parece que esto se ha hecho más evidente a raíz del coronavirus. La puesta en valor del sistema público de salud también ha sido un efecto colateral de esta situación inédita.

Dadas las circunstancias, intentemos guardar la calma y ver las cosas desde un prisma más positivo. Porque como afirma el psicólogo F. Morelli, "dejemos de buscar culpables o de preguntarnos por qué ha pasado esto, y empecemos a pensar en qué podemos aprender de todo ello. Todos tenemos mucho sobre lo que reflexionar y esforzarnos. Con el universo y sus leyes parece que la humanidad ya esté bastante en deuda y que nos lo está viniendo a explicar esta epidemia, a caro precio".

 

op

 

(Fuentes: Arquitectura y Diseño / BBC / Entrepreneur / La Vanguardia)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

442420838d06d750eeb800aa100420b23ed9fec4

 

"Busca tu propio Oro, crea tu propia Buena Salud, llena tu Vida de Amor, encuentra tu propia Libertad. Eres digno de ello: Te lo mereces"

Louise L. Hay

Dice Louise Hay que para erradicar viejas pautas de pensamiento, profundamente arraigadas, no se trata de trabajar y mucho. Cambiar interiormente, asegura, no supone «trabajar», ni tampoco que el proceso tenga que ser difícil ni doloroso. Muy al contrario, ella habla de una aventura. Por eso dedica este libro al aventurero que hay en tí, dispuesto a emprender la búsqueda del Tesoro. Cada pauta negativa que descubras no es más que algo que hay que examinar y de lo que hay que desprenderse. Debajo de cada una de ellas hay un Tesoro escondido

41qZYeHWyfL. UY250

Las técnicas básicas «Estoy dispuesto a cambiar.»

La clave de todo es El Cambio. Ya se que tu también quieres que todo y todos cambien. Tu madre y tu padre, tus amigos, tu hermana, tu amante, el propietario de tu casa, tus vecinos, los ministros y los funcionarios del gobierno, todos deben cambiar para que tu vida pueda ser perfecta.

Pero la cosa no funciona así: Si quieres introducir cambios en tu vida, quien debe cambiar eres tú.

Cuando cambies, todas las personas que forman tu mundo cambiarán su forma de relacionarse contigo.

¿Estas dispuesto a cambiar?

Si lo estás, entonces podemos crear, juntos, la vida que dices querer. Lo único que tienes que hacer es cambiar algunas ideas y renunciar a algunas creencias.

¿Parece sencillo? Lo es.

Sin embargo, no siempre es fácil. Exploraremos algunas de las cosas que quizás crees, en los diferentes ámbitos de tu vida.

Si tienes creencias positivas, te insto para que las mantengas y las enriquezcas. Y si tropezamos con creencias negativas, yo te ayudaré a liberarte de ellas.

(Fragmento de ÁMATE A Tí MISMO: CAMBIARÁ TU VIDA)

«Lo que Creo»

La vida es muy simple. Recibimos lo que hemos dado. Creo que todos somos responsables de todas las experiencias de nuestra vida, de las mejores y de las peores. Todos los pensamientos que tenemos van creando nuestro futuro.

Cada uno de nosotros se crea su propia experiencia con las cosas que piensa y las palabras que dice.

Las creencias son ideas y pensamientos que aceptamos como verdades. Lo que pensamos de nosotros mismos y del mundo se hace verdad para nosotros.

Aquello que decidimos creer puede expandir y enriquecer nuestro mundo. Cada día puede ser una experiencia emocionante, jubilosa y llena de esperanza, pero también puede dejarnos un saldo de tristeza, limitación y dolor.

Dos personas que vivan en el mismo ambiente, en las mismas circunstancias, pueden percibir la vida de manera muy diferente.

¿Qué es lo que puede llevarnos de uno a otro de esos mundos? Yo estoy convencida de que son nuestras creencias.

Cuando estamos dispuestos a cambiar la estructura primaria de nuestras creencias, entonces podemos experimentar un verdadero cambio en nuestra vida.

Sean cuales fueren las creencias que tengas sobre ti mismo y sobre el mundo, recuerda que sólo son pensamientos, ideas, y que las ideas se pueden cambiar.

El Poder Universal jamás nos juzga ni nos critica. Se limita a aceptarnos por nuestro propio valor.

Si tienes una creencia que te limita, esa creencia llegará a ser tu verdad.

Si crees que eres demasiado bajo, demasiado gorda, demasiado alto, demasiado lista (o no lo suficiente), demasiado rico o demasiado pobre, o que eres incapaz de relacionarte con la gente, entonces esas creencias llegarán a ser tu verdad.

Recuerda que estamos hablando de pensamientos, y que los pensamientos se pueden cambiar.

(Fragmento de ÁMATE A Tí MISMO: CAMBIARÁ TU VIDA)

«El Merecimiento»

A veces no hacemos ningún esfuerzo por crearnos una vida mejor porque creemos que no nos la merecemos.

Esta creencia puede remontarse a las primeras experiencias de nuestra infancia, quizás a los comienzos del aprendizaje del control de esfínteres. O tal vez nos dijeron que no podíamos tener lo que queríamos si no nos terminábamos la comida, o no limpiábamos nuestra habitación o no guardábamos los juguetes.

Puede ser que estemos tratando de actuar según la opinióno las ideas de otra persona, que no tienen nada que ver con nuestra propia realidad.

El hecho de tener algo bueno no tiene nada que ver con el merecimiento. Lo que lo obstaculiza es nuestra falta de disposición para aceptarlo.

Date permiso para aceptar lo bueno, independientemente de que te parezca que no te lo mereces.

EJERCICIO: El merecimiento

Toma papel y bolígrafo y responde lo mejor posible a las siguientes preguntas. Te ayudarán a entender el poder del merecimiento.

1. ¿Qué es lo que quieres y no tienes? Responde de forma clara y específica.

2. ¿Qué leyes o reglas había en tu casa en cuanto al merecimiento?¿Qué te decían? ¿«No te lo mereces»? ¿O: «Te mereces un buen manotazo»? Tus padres, ¿se sentían merecedores? ¿Siempre tenías que ganarte algo para merecerlo? ¿Conseguías ganártelo? ¿Te privaban de cosas cuando hacías algo mal?

3. ¿Te sientes merecedor?¿Cuál es la imagen que se te ocurre? ¿«Más adelante, cuando me lo gane»? ¿«Primero tengo que esforzarme»? ¿Sientes que sirves para algo?¿Llegarás alguna vez a servir para algo?

4. ¿Mereces vivir?¿Por qué? ¿Por qué no? ¿Te dijeron alguna vez que te merecías la muerte? En caso afirmativo, ¿formaba parte esta afirmación de tu educación religiosa?

5. ¿Para qué tienes que vivir?¿Cuál es el propósito de tu vida? ¿Qué significado te has creado?

6. ¿Qué es lo que te mereces?«Me merezco el amor y el júbilo y todo lo que es bueno.» ¿O en lo pro-fundo de ti mismo sientes que no te mereces nada? ¿Por qué? ¿De dónde proviene el mensaje? ¿Estás dispuesto a desoírlo? ¿Por qué otra cosa vas a reemplazarlo?

Recuerda que todo son pensamientos, y que los pensamientos se pueden cambiar.

Ya puedes ver que el poder personal se ve afectado por la forma en que percibimos nuestro merecimiento

Practica con el «Tratamiento de merecimiento» que te propongo a continuación.

En pocas palabras, los Tratamientos son enunciados positivos que se hacen en cualquier situación dada para establecer nuevas pautas de pensamiento y disolver las antiguas.

(Fragmento de ÁMATE A Tí MISMO: CAMBIARÁ TU VIDA)

  • Soy digno y merecedor de todo lo bueno. No sólo de algo, de un poquito, sino de todo lo bueno.
  • Ahora estoy superando todos los pensamientos negativos que me limitan.
  • Me libero de las limitaciones impuestas por mis padres. Los amo, y puedo ir más allá de ellos. No respondo a sus opiniones negativas ni a sus creencias restrictivas.
  • No estoy atado por ninguno de los miedos ni de los prejuicios de la sociedad en que vivo.
  • Ya no me identifico con ningún tipo de limitación.
  • En mi mente gozo de una libertad total.
  • Penetro ahora en un nuevo espacio de conciencia, donde estoy dispuesto a verme a mí mismo de una manera diferente.
  • Estoy dispuesto a crear ideas nuevas respecto de mí mismo y de mi vida.
  • Mi nueva manera de pensar se expresa en experiencias nuevas.
  • Ahora sé y afirmo que soy una y la misma cosa con el Próspero Poder del Universo. Por eso, ahora prospero de múltiples maneras. La totalidad de las posibilidades se abre ante mí.
  • Me merezco la vida, una vida buena.
  • Me merezco el amor: abundancia de amor.
  • Me merezco tener buena salud.
  • Me merezco vivir cómodamente y prosperar.
  • Me merezco la libertad de ser todo aquello que soy capaz de ser.
  • Me merezco más que eso: me merezco todo lo bueno.
  • El Universo está más que dispuesto a manifestar mis nuevas creencias, y yo acepto esta abundancia de vida con júbilo, placer y gratitud. Porque me la merezco, la acepto y sé que es verdad.
El libro de Louise Hay, AQUÍ
La Obra de Louise Hay, AQUÍ

 

 

 

 

 

dolemoc

 

Si tienes dolores crónicos de espalda, de cuello, si sufres bruxismo (apretar las dientes) o si tiendes a tener úlceras o problemas de estómago, sigue leyendo y encontrarás muchas respuestas. Porque quizá lo que te duele en realidad, es un dolor emocional...

 

Con frecuencia los profesionales sanitarios y fisioterapeutas, atribuyen todos los dolores de espalda, articulares y musculares a la agresión de factores físicos y mecánicos, accidentes y movimientos repetitivos. Sin embargo muchos problemas de espalda comienzan sin ningún factor aparente, en estos casos suele haber un desequilibrio visceral que provoca el problema de espalda, articular y muscular.

Según la medicina oriental una alteración emocional puede provocar una alteración visceral que se refleja en diferentes zonas de la espalda. Por esto los problemas de espalda deben de ser comprendidos desde una visión amplia teniendo en cuenta los factores psíquicos, emocionales y alimentarios además de los factores físicos que clásicamente se tienen cuenta.

 

Cada vez hay más estudios qué demuestran lo muchísimo que influye en  nuestra salud nuestro estado emocional, en el post de hoy abordamos de qué manera se instala el dolor emocional en nuestro cuerpo.

doress

 

La mente y el cuerpo están íntimamente relacionados, algo que la medicina alternativa y las tradiciones milenarias de todo el mundo han sostenido desde siempre.

Pero incluso la medicina ortodoxa entiende que una úlcera de estómago puede ser producida por estrés, que se te puede caer el cabello por la misma razón, aunque todavía le cuesta admitir que una diabetes se instala en el cuerpo siguiendo los mismos mecanismos que la úlcera, o un cáncer, o una psoriasis, o un dolor de cabeza.

Detrás de los conflictos emocionales está la enfermedad y para que esta deje de existir, hay que localizar esos conflictos y resolverlos. De ese modo, la enfermedad deja de existir espontáneamente, al perder su sentido biológico

Existen numerosas investigaciones que avalan el poder de las emociones sobre el cuerpo humano. De hecho, seguro que has escuchado expresiones como “se me pone un nudo en el estómago por los nervios”, “el corazón me late a mil por hora” y un largo etcétera.

Detrás de estas frases tan pronunciadas hay algo más profundo incluso, de cómo las emociones que no gestionamos adecuadamente, que callamos, que ignoramos, se manifiestan en nuestro cuerpo en forma de dolor y hasta incluso enfermedades.

doresss3

 

Los investigadores han encontrado una relación más que evidente entre el dolor crónico y el estrés o diversos traumas no superados.

 

Un estrés que no gestionas, un estrés que no cuidas, puede dejar su marca permanente en tu cuerpo. Y cuerpo sólo tenemos uno.

También encontramos evidencias científicas entre los problemas emocionales que presentan las personas y su salud física.   

 

 

¿Cuántas bajas en el trabajo tienen causas emocionales?

¿Cuántas bajas hay por estrés o ansiedad? 

Si supiéramos cómo trabajar esos problemas emocionales y cómo resolverlos, mejoraría nuestra salud y, por tanto, nuestra vida.

 

Nuestros estados emocionales marcan los estados de nuestro cuerpo físico y lo hacen enfermar. Si algo te duele, es que no estás escuchando a tus emociones.

 

Dolores cervicales, dolores de cabeza, sensación de ahogo, un nudo en el estómago… ¿Te suenan?

Lo más seguro es que hayas sufrido uno o más de uno de estos síntomas. En su mayoría son dolores emocionales: representaciones físicas de emociones que no estás escuchando.

Por eso en muchas ocasiones el dolor emocional no se va por muchas pastillas que nos tomemos, por muchos ibuprofenos y nolotiles… No, ese no es el camino. Los medicamentos enmascaran los dolores y al taparlos como si de una tirita gigante se tratara, no curamos la herida en profundidad.

Simplemente estás ganando tiempo, el tiempo que tarda el medicamento en hacer efecto, pero ¿qué pasa cuando el efecto de las medicinas se va?

 

d

 

 

Necesitamos encontrar qué problemas emocionales están causando nuestro dolor emocional y problemas físicos. Aprender a entrenar y gestionar de manera adecuada las emociones, es una vía excelente para conocernos profundamente y conectar con nuestra verdadera identidad y  esencia.

A continuación enumeramos algunos dolores generalizados que esconden en realidad un dolor emocional muy grande. Quizá te identifiques con alguno de ellos e incluso sepas cómo afrontar ahora tus dolores si son dolores emocionales.

 

1.- Dolor de Espalda 

Estás a cargo de muchas responsabilidades: en el trabajo llevas muchas tareas y muchas otras personas dependen de ti. Además, eres quien lleva el dinero a casa y pagas la mayor parte de las facturas. La educación de los niños, la alimentación, las actividades de ocio… todo pasa por tu filtro y necesitas darle el visto bueno. No sabes delegar (o no quieres) y te llevas trabajo a casa siempre que puedes. Sin duda, eres un ejemplo de fortaleza, tesón y aplomo… pero a qué precio.

Consejo: Delega responsabilidades, no quieras acaparar más de lo que eres capaz de llevar. Pregúntate qué es lo que de verdad quieres hacer y qué es lo que tienes que hacer; intenta reducir la lista de “tengo que” y comenzar a vivir tu tiempo con lo que de verdad te apasiona.


doresss

2.- Dolor de cabeza

Tus pensamientos se agolpan en tu mente, necesitarías 27 horas al día para poder llevar a cabo todo lo que tienes que hacer. No expresas tus pensamientos no vaya a ser que se enfade la otra persona, acatas órdenes (aunque no las compartas) y reprimes tu opinión.

Piensas que llorar es de débiles, que puedes con todo y con más y que las apariencias son importantísimas (por eso te preocupas de mantenerlo todo bajo control y no dar un sólo paso en falso). Pospones todas las decisiones importantes porque nunca es el mejor momento de tomarlas y sin embargo no paras de tropezar con la misma piedra. Piensas demasiado y a veces te enfadas de darle tantas vueltas a las cosas. Incluso puede ser que quieras conseguir un objetivo que para ti parece inalcanzable.

Consejo: No te esfuerces en ser quien no eres. Concédete tiempo y reflexiona todas las posibilidades: asimilar nuevas situaciones requiere su tiempo. El cambio es necesario, forma parte de la vida. Necesitas ponerte en marcha y sacar esos pensamientos que se agolpan en tu mente. Pasa a la acción.


3.- Dolor de estómago

Estás en una situación incómoda, en la que no te sientes seguro. No eres capaz de aceptar ni “digerir” ciertos acontecimientos de tu vida. Tiendes a ser terco con tus ideas y llevarlas a cabo. No te gusta que se improvise y que las cosas sucedan distintas a como te las habías pensado. No toleras comportamientos, hábitos o formas de ser distintas a la tuya y eres muy rígido en cuanto a “ceder” se refiere. No llevas nada bien los cambios y haces montañas de los granos de arena.

Consejo: Acéptate, acepta a los demás y admite que hay distintos puntos de vista sobre la realidad. No tienes la verdad absoluta. Ve mundo, viaja, relaciónate con más gente y amplía tu visión. Elimina de tu mente la división “o todo o nada”, no todo es blanco y negro, existen matices y ahí radica la belleza. Te invito a que dejes de querer controlarlo todo y empieces a ver qué responsabilidad tienes respecto de las situaciones que vives en tu vida. No cambies a los demás, cámbiate tú.


4.- Dolor de cuello y cervicales

No encuentras tu sitio en este mundo. Te preocupa el futuro y dónde estarás dentro de un año o diez. Tu familia es tu mayor tesoro pero a la vez tu mayor preocupación. El miedo vive en ti y campa a sus anchas por tu cuerpo. Y además eres incapaz de expresar tus emociones como quisieras. Puedes incluso tener problemas para comunicarte o para hacer que te escuchen. Es muy común en las personas con dolor de cuello el no aceptarse a sí mismas (un ejemplo claro de dolor emocional). Te juzgas por el pasado y no te perdonas ciertas situaciones que ocurrieron o están ocurriendo.

Consejo: No te sientas culpable, perdónate y perdona a los que te han ofendido, sólo así podrás avanzar en la vida. Practica de manera consciente la respiración, nota cómo entra y sale el aire y su recorrido por tu sistema respiratorio. Si necesitas hablar de un tema importante, háblalo, no te lo calles, te darás cuenta que todo lo que se comparte pierde gravedad.

 

¿Te han resonado? ¿Algo en tu interior ha vibrado? ¡Estas pueden ser las manifestaciones de un dolor emocional! Aprende a entrenarlas y gestionarlas y resolverás muchos problemas en tu cuerpo.

 


(FUENTES: Ana Vico / Fisioterapia online)

 

 

La Biodescodificación estudia la correlación existente entre los aspectos fisiológicos y psicológicos de las funciones corporales y de la enfermedad. Si quieres ahondar en la comprensión del origen emocional del dolor físico, te recomendamos:

 

51cGihYg74L. SX330 BO1204203200 Descodificación Biológica De Las Enfermedades (SALUD Y VIDA NATURAL) de Christian Flèche.

Nuestro cuerpo posee todo en sí mismo: el origen, el sentido, el mantenimiento y la prevención de las enfermedades; es decir, guarda en sí todas las preguntas y todas las respuestas.

Christian Flèche afirma que el síntoma es la reacción de la adaptación a un acontecimiento no acabado, detenido en el tiempo, y que de enemigo puede convertirse en un valioso aliado. Puesto que un síntoma indica de manera precisa el origen de la enfermedad, actúa sobre la raíz misma.

Tras El cuerpo como herramienta de curación -obra en la que el autor presenta una visión única de la salud en relación a la escucha de la vivencia biológica-, la publicación ahora de esta enciclopedia ofrece al lector un extraordinario compendio del sentido biológico de las enfermedades, presentadas a través de los distintos sistemas corporales con numerosos y detallados ejemplos.

Funcional, exhaustiva y clara, esta enciclopedia guiará a profesionales de la salud, terapeutas, investigadores y a toda persona dispuesta a asumir la responsabilidad de su propia salud, a descodificar cada síntoma, a liberar su sentido, y, por ende, a comprender mejor los mecanismos de la salud y a tratar las causas de la enfermedad, no sólo sus efectos. Comprar AQUÍ, o haciendo clic en la imagen.

 

411NdBrcAVL. SX352 BO1204203200

La Psicodescodificación de las Enfermedades, de Joaquín Ferrer

La Psicodescodificación® podríamos definirla como el arte de comprender el origen psicosomático y emocional de las enfermedades para, en un segundo paso, saber cómo gestionar con éxito aquellas emociones dañinas, ocultas en el inconsciente, y que nos afectan negativamente.

Este campo terapéutico combina los conocimientos de la psicología transpersonal con la metodología popularizada con el nombre de biodescodificación por Christian Flèche que, a su vez, tiene su raíz en la llamada Nueva Medicina del doctor Ryke Hamer.

La metodología de la Psicodescodificación engarza el conocimiento de los procesos biológicos inconscientes que nos enmarcan, y los de aquellos valores objetivos y universales que guían nuestra conciencia.

Solo cuando nuestro ser está en coherencia con esos valores y en armonía con su naturaleza biológica, puede sentirse equilibrado, realizado y en paz.

El alejamiento de los valores o la contradicción con ellos, provoca sufrimiento y alienación. Igualmente, ignorar el poder que la programación biológica tiene en la configuración de la personalidad es una causa de importantes desequilibrios pues, por creencias educativas o culturales, muchas veces tratamos de ir contra corriente de nuestra naturaleza integral: biológica y espiritual en armónica conjunción.

La Psicodescodificación propone a la persona aceptar el reto de cambiar lo que se puede cambiar e, igualmente, ser capaces de aceptar -desde un enfoque nuevo, amplio y positivo- aquello que no se puede cambiar. Es decir, tomar conciencia de “para qué nos ocurren las cosas” y aceptar el reto de sincerarse, levantarse y reprogramar aquello que sea necesario para recuperar la coherencia con nuestra biología y nuestros valores. Comprar AQUÍ, o haciendo clic en la imagen.

 

41taMgZbtFL

El Arte de Escuchar el Cuerpo: Descodificación Biológica. De Ángeles Wolder

Durante toda nuestra vida vivimos situaciones desestabilizantes que nuestro cuerpo debe reequilibrar.

Pero ¿nos afecta a todos por igual el mismo momento de estrés?

¿Qué diferencia hay entre un conflicto biológico de uno psicológico?

¿Cómo aprender a escuchar nuestro cuerpo de forma eficiente e inteligente?

Ángeles Wolder nos explica a través de la Descodificación Biológica Original como nuestro consiente bio-lógico puede ser nuestro gran aliado si escuchamos y entendemos como se codifican las enfermedades: el camino hacia la salud pasa por aprender de los conflictos que vivimos.

Este libro tiene como objetivo que el lector comprenda de una manera didáctica y amena a través de ejemplos de casos y de explicaciones sobre la Descodificación Biológica cuál es el paradigma de la salud basado en la comprensión de las enfermedades. Comprar AQUÍ, o haciendo clic en la imagen.

 

* Más libros sobre Biodescodificación de la Enfermedad, AQUÍ

 * Y para profundizar en el conocimiento y gestión de las emociones, entra en la sección especializada de nuestra Librería Online recomendada.

 

 

 


 

 

waynefr

 

A continuación, reproducimos algunas enseñanzas de Wayne Dyer relacionadas con nuestra tendencia a engancharnos a las heridas del pasado y con nuestra capacidad de sanarlas, trascenderlas y de manifestar la plenitud en nuestra vida. 

 

Wayne Dyer (1940-2015) renombrado escritor, conferenciante y filósofo
contemporáneo. Autor de "Tus zonas erróneas" uno de
los libros
de crecimiento personal más leído de todos los tiempos.

 

La inclinación a vincularnos con nuestras heridas, en lugar de dejarlas atrás, hace que experimentemos constantemente la sensación de no ser dignos.

Una persona que haya experimentado acontecimientos traumáticos en la vida, como una violación, la muerte de seres queridos, enfermedades traumáticas, accidentes, rupturas familiares, adicciones y otras cosas similares, puede llegar a vincularse con los dolorosos acontecimientos del pasado y rememorarlos para llamar la atención o despertar lástima en ella misma y en los demás.

 

Esas heridas de nuestras vidas "parecen darnos" una gran cantidad

de poder sobre los demás

heridas emocionales

Cuanto más les hablamos a otros sobre nuestras heridas y sufrimientos, tanto más creamos un entorno de compasión por nosotros mismos. Nuestro espíritu creativo permanece tan conectado con los recuerdos de nuestras heridas que no puede dedicarse a transformar y manifestar.

El resultado de ello es la sensación de desmerecimiento, de no ser digno de recibir todo aquello que se desea.

La tendencia a vincularnos con las heridas de nuestras vidas nos recuerda lo poco merecedores que somos de recibir nada de lo que realmente nos gustaría tener, debido a que permanecemos sumidos en un estado de sufrimiento.

Cuanto más se recuerdan y se repiten estas historias dolorosas, tanto más tiene garantizado esa persona que no atraerá la materialización de sus deseos.

Quizá la frase más poderosa que puedas llegar a memorizar en este sentido sea: «Tu biografía se convierte en tu biología». A la que yo añadiría: «Tu biología se convierte en tu ausencia de realización espiritual». Al aferrarte a los traumas anteriores de tu vida, impactas literalmente sobre las células de tu cuerpo. Al examinar la biología de un individuo, es fácil descubrir en ella su biografía. Los pensamientos angustiosos, de autocompasión, temor, odio y otros similares, cobran un peaje sobre cl cuerpo y el espíritu. Al cabo de un tiempo, el cuerpo es incapaz de curarse, debido en buena medida a la presencia de esos pensamientos.

heridas emocionales1

El apego al dolor sufrido en los primeros años de la vida procede de una percepción mitológica según la cual «tengo derecho a una infancia perfecta, libre de dolor. Utilizaré durante el resto de mi vida cualquier cosa que interfiera con esta percepción. Contar mi historia será mi poder».

 

Lo que hace esta percepción es darle permiso al niño herido que llevas dentro para controlarte durante el resto de tu vida. Además, te proporciona una fuerte sensación de poder ilusorio.

Tenemos que ser muy cuidadosos para evitar explicar nuestra vida actual en términos de una historia traumática anterior.

 

Los acontecimientos dolorosos de nuestras vidas son como una balsa que se utiliza para cruzar el río. Debes recordar bajarte una vez que hayas llegado a la otra orilla.


Observa tu cuerpo cuando has sufrido una herida. Una herida abierta se cierra en realidad con bastante rapidez. Imagina cómo serían las cosas si esa herida permaneciera abierta durante mucho tiempo. Se infectaría y, en último término, acabaría por matar a todo el organismo. El cerrar una herida y permitir que cure puede actuar del mismo modo en los pensamientos de tu mundo interior.

Así pues, no lleves contigo tus heridas. Afróntalas y pide a la familia y a los amigos que sean compasivos mientras te recuperas. Luego, pídeles que te lo recuerden amablemente cuando se convierta en una respuesta predecible. Quizá en cuatro o cinco ocasiones tus amigos y personas queridas te dirán: «Sufriste una experiencia trágica y comprendo perfectamente tu necesidad de hablar de ello. Me importa, te escucho y te ofrezco mi ayuda si eso es lo que deseas». Después de varias situaciones de este tipo, pídeles que te recuerden amablemente que no debes repetir la historia con el propósito de obtener poder a través de la compasión de los demás.



heridas emocionales3

 

Cuando retrocedes en tu camino y reavivas continuamente tu dolor, incluyendo la descripción de ese dolor y la calificación de ti mismo (superviviente de un incesto, alcohólico, huérfano, abandonado), no lo haces para sentirte más fuerte. Lo haces debido a la amargura que estás experimentando. Esa amargura se pone de manifiesto en forma de odio y cólera al hablar de esos acontecimientos, con lo que no haces sino alimentar literalmente el tejido celular de tu vida a partir de tu cosecha de acontecimientos del pasado.

Eso hace que se extienda la infección e impide la curación. Y lo mismo sucede con el espíritu.

 

Esta cosecha de amargura te impide sentirte merecedor. Empiezas a cultivar entonces una imagen sucia, de criatura desafortunada, desmerecedora y difamada, y eso es lo que envías al universo, lo que inhibirá cualquier posibilidad de atraer el amor y la bendición a tu vida.


Lo que te permitirá desvincularte de tus heridas es el perdón. El perdón es lo más poderoso que puedes hacer por tu fisiología y por tu espiritualidad, a pesar de lo cual sigue siendo una de las cosas menos atractivas para nosotros, debido en buena medida a que nuestros egos nos gobiernan de un modo inequívoco. Perdonar se asocia de algún modo con decir que está bien, que aceptamos el hecho perverso. Pero eso no es perdón.

Perdón significa llenarse de amor e irradiar ese amor hacia el exterior, negándose a transmitir el veneno o el odio engendrado por los comportamientos que causaron las heridas. El perdón es un acto espiritual de amor por uno mismo, y envía a todo el mundo, incluido tú mismo, el mensaje de que eres un objeto de amor y que eso es lo que vas a impartir.

girlglobo

En eso consiste el verdadero proceso de desvinculación de las heridas, de no seguir aferrándose a ellas como preciadas posesiones.

  • Significa renunciar al lenguaje de la culpa y la autocompasión, y a no seguir adelante con las heridas del pasado.
  • Significa perdonar íntimamente, sin esperar que nadie lo comprenda.
  • Significa dejar atrás la actitud del ojo por ojo, que sólo causa más dolor y la necesidad de más venganza, sustituyéndola por una actitud de amor y perdón. Esta forma de actuar es alabada en la literatura espiritual de todas las religiones.

    Sentirse digno es esencial para poder atraer aquello que se desea. Es, simplemente, una cuestión de sentido común.

Si no tienes la sensación de merecer algo, ¿por qué te lo va a enviar la energía divina que está en todas las cosas? Así pues, tienes que cambiar y saber que tú y la energía divina sois una sola cosa, y que es tu ego el que se confabula para impedirte utilizar este poder en tu propia vida.

 

merecer 2 Un Plan de Merecimiento

A continuación se indican algunas de las grandes actitudes y comportamientos que puedes incorporar a tu conciencia para facilitar el crecimiento de tus sentimientos de merecimiento. Para ayudarte a ver que eres digno de recibir y atraer desde la Fuente Divina

Las siguientes sugerencias representan un plan paso a paso para intensificar tu receptividad al poder de la manifestación en tu vida. Si lo pones en práctica, no cabe la menor duda de que te sentirás digno de la bendición del espíritu divino que lo abarca todo. 

La palabra «inspiración» significa literalmente «estar infundido de espíritu», o en el espíritu, si se quiere.


1. Practica hacer aquello que te guste, y procura que te guste lo que haces cada día:

Si vas a hacer algo, concédete el beneficio de no quejarte y, en lugar de eso, muestra cariño por esa actividad. Tu lema aquí ha de ser: «Me gusta lo que hago, y hago lo que me gusta». Eso te sitúa «en el espíritu» y te proporciona literalmente el entusiasmo para ser un receptor digno de la gracia de Dios. La palabra entusiasmo procede de la raíz griega entheos, que significa, literalmente, «estar lleno de Dios».

2. Haz todos los esfuerzos posibles por eliminar de tu vocabulario y de tu diálogo interior estos hábitos internos:

Pesimismo, negatividad, juicio, quejas, murmuraciones, cinismo, resentimiento y crítica destructiva. Sustitúyelos con optimismo, amor, aceptación, amabilidad y paz como forma de procesar tu mundo y a las personas que hay en él.

3. Evita la tentación de volver al cinismo:

Al margen de lo mucho que te sientas tentado de retroceder hacia hábitos cínicos, recuerda que esa es la energía que estás enviando al mundo, y que con ello transmites un mensaje que bloquea la energía que te devolverá lo que deseas. Si estás lleno de negatividad, te encuentras desequilibrado y tus resentimientos indican que no te sientes digno o preparado para aceptar la energía amorosa que deseas.

4. Procura encontrar cada día un momento de tranquilidad para erradicar los sentimientos de indignidad:

Ese tiempo de oración o meditación, o de experimentar simplemente el silencio, alimentará tu alma y eliminará finalmente todas las dudas que puedas abrigar acerca de no merecer el ser beneficiario de la abundancia del universo.

5. Cultiva tu espíritu:

Lee literatura espiritual y poesía, y escucha música clásica suave siempre que te sea posible. He descubierto que el simple hecho de leer la poesía de Walt Whitman, de Rabindranath Tagore o de Rumi, hace que todo se sitúe en una perspectiva más sagrada para mí.

Leer las grandes enseñanzas de los maestros es como realizar una tarea espiritual en casa. Entre ellas se incluyen el Nuevo Testamento, Curso de milagros, la Torah, el Corán y el Bhagavad Gita. Estas grandes obras son una forma de estar en el espíritu (inspirado) y de disolver las dudas sobre si mereces o no materializar en tu vida aquello que deseas.

6. Procura rodearte, en la medida de lo posible, de cosas bellas.

lasiembraylacosecha7. Practica la amabilidad para contigo mismo y para con los demás, con toda la frecuencia que te sea posible.

Ponte la meta de ser cada día amable con los demás, al menos una vez, y extiende ese mismo privilegio hacia ti mismo, tanto como te sea posible. Siempre tienes una alternativa acerca de cómo va a reaccionar tu espíritu.

La alternativa de la culpabilidad, la preocupación, el temor o el juicio no es más que un pensamiento que se transfiere a tu fisiología.

Cuando tu yo físico se ve desequilibrado por estas emociones, te sientes demasiado enfermo e infeliz como para pensar siquiera en participar en el acto de la co-creación de una vida bienaventurada. Te saboteas a ti mismo, y todo por la falta de voluntad para ser amable contigo mismo y con los demás.


8. Abandona tu necesidad de tener razón y de ganar:

En vez de eso, sé amable, y pronto conocerás la bendición de la paz interior. Recuerda que tu Yo Superior sólo desea paz. Al practicar la amabilidad, la paz aparece inmediatamente. Al estar en paz contigo mismo y con tu mundo, sabes que eres un digno receptor de todo lo que se cruza en tu camino. Empiezas a confiar entonces en la energía que aporta la realización de tus deseos.

Si te encuentras en un estado de confusión y, en consecuencia, te preocupa ganar o perder, te hallas a merced de tu propio ego, al que le encanta la confusión. Toda esa confusión interna hace que te cuestiones a ti mismo y tu valía en comparación con otros. Y eso trae consigo la duda acerca de si eres o no digno de recibir y manifestar.

9. Empieza a considerar el universo como un lugar amistoso, antes que enemistoso:

Sitúa en la categoría de «lecciones» todas las heridas de las fases anteriores de tu vida. Deja de verte condicionado por esas heridas y de convertirlas en un brazalete identificativo.

Desvincúlate de la actitud de que este mundo es maligno, está lleno de gente mala, y empieza, hoy mismo, a buscar el bien en la gente con la que te encuentres. Recuerda que, por cada acto de maldad, hay millones de actos de amabilidad. Este universo funciona con la energía de la armonía y el equilibrio. Inspira para absorber esa energía y elimina de tu mente y tu corazón la idea de que eres una víctima. Toda vinculación con tus traumas crea una toxicidad celular en tu cuerpo y un envenenamiento espiritual de tu alma.


10. Una Afirmación para repetir una y otra vez, hasta que quede bien grabada:

 

tres girasoles fondo madera azul



Te encuentras ahora en el camino de saber que eres merecedor de atraer y manifestar en tu mundo.

Eres consciente de tu yo superior. Confías en ti mismo y en la sabiduría divina que te ha creado.

Sabes que no estás separado de tu entorno y que dentro de ti existe el poder para atraer.

Wayne Dyer

 

 zonas libro

La obra de Wayne Dyer AQUÍ, o haciendo clic en la imagen

 

wayne